El pasado martes 12 de diciembre, el programa ConMayorVoz y El espacio María Sabater de OMC Radio se trasladaron al Centro Sociocultural Marconi para asistir a la exposición “Chicas Nuevas 24 horas” sobre la trata y prostitución de las mujeres basada en el documental del mismo nombre de Mabel Lozano. Una exposición itinerante que ya ha recorrido 9 distritos en Madrid y que finaliza esta semana en Colonia Marconi, San Cristóbal de los Ángeles, una zona altamente afectada por este problema en los últimos años.

Entrevistamos a Jean Díaz-Guijarro , técnico de Igualdad de la Fundación CEPAIM, que  ha sido nuestra guía en esta exposición, un recorrido fotográfico que pretende concienciar a la población sobre la gravedad del proxenetismo. -Estamos hablando de una explotación de la mujer en el que la víctima acaba siendo victimizada por la sociedad. El foco sigue poniéndose sobre la víctima, pero no sobre aquellos que propician la explotación- recalca Jean durante el programa de radio. -La trata es una vulneración de los Derechos Humanos, es la esclavitud del siglo XXI y,  por tanto, estamos hablando de un grave delito.

      chicas-nuevas-24h-villaverde_md_30764884_wp_1

En su último informe del 2015, la CEDAW (Convención sobre la Eliminación de toda forma de Discriminación contra la Mujer), recomendó a España cambiar la definición legal de proxenetismo, una práctica ilegal que se encubre con demasiada frecuencia bajo otros negocios  legales como el de la hostelería. -Según el último informe de la Guardia Civil – prosigue Jean – casi el 80% de las mujeres que ejercen la prostitución están sometidas a la trata – y posteriormente nos advierte: – Hay que proteger a estas mujeres que están siendo víctimas en nuestro país. España es el segundo país de Europa mayor consumidor de prostitución, además de ser un lugar de paso para su explotación en otros países.

Debemos de seguir concienciando y visibilizando entre la población, sobre todo entre los más jóvenes, el grave delito que supone la trata de mujeres para la explotación sexual, un negocio ilegal donde miles de mujeres y niñas vulnerables son engañadas cada día, y que también es el segundo negocio más lucrativo del mundo.

– El cuerpo de las mujeres sigue siendo un objeto susceptible de compra-venta que, además, en muchos casos, se asume como un derecho en una sociedad que confunde los derechos con los deseos, y donde la explotación de la mujer es un negocio que mueve 5 millones de euros al día -concluye Jean.